Nuestra tienda usa cookies

Alguna de estas cookies son esenciales para el funcionamiento de la tienda, mientras que otras nos ayudan a mejorar tu experiencia aportándonos datos sobre como usáis el sitio. Para una información más detallada de las cookies que usamos, por favor, revisa nuestra Pólitica de Cookies

Acepta la configuración

Menstruación Ecológica

Publicado por Eloisa 30/10/2019 0 Comentario(s)

Cuando te inicias en el mundo de los pañales de tela, tu cabeza empieza a trabajar de manera diferente y a ver que hay muchos productos desechables que podemos cambiar por opciones reutilizables en nuestra vida diaria... Y empezamos a hacer proselitismo con nuestros amigos que no tienen hijos pero sí bolsas y bolsas de basura que tirar todos los días XD.

 

En mi caso, yo ya usaba servilletas de tela en casa antes de iniciarme en el mundo de los pañales de tela. Me parecía un desperdicio usar servilletas de papel. Igualmente con los trapos de cocina: siempre de tela, lavables y reutilizables en lugar de gastar rollos y rollos de papel de cocina desechable. Pañuelos, vajilla, cubertería, etc... Cada día se van añadiendo más objetos y productos de los que descartas la opción desechable y te pasas a la reutilizable.

 

Yo muchas veces decía en mis charlas de pañales que, normalmente, no renunciamos a vestir a nuestro bebé con bonitos trajes, bodies y peleles aunque haya que lavarlos por una caca explosiva o porque se han manchado de comida. Igual que hacemos con la ropa, hay muchos otros objetos o textiles de la vida cotidiana de los que normalmente usamos su versión desechable, pero podemos cambiarlos por una reutilizable.

 

En este artículo vamos a hablar de las opciones ecológicas para la menstruación. Y no hay una sola opción, sino varias, porque cada vez somos más conscientes de la necesidad de reducir los resíduos, el gasto de materias primas y, sobre todo, de usar productos más respetuosos con nuestro cuerpo, a la vez que nos ahorramos una gran cantidad de dinero.

 

 

COPA MENSTRUAL

 

Es, como su propio nombre indica, una pequeña copa que se suele fabricar el materiales seguros y flexibles, como caucho o latex, aunque en la mayoría se usa la silicona de calidad médica.

 

Se pliega y se introduce en la vagina, donde se despliega y, en lugar de absorber, recoge el líquido menstrual. Se puede cambiar tantas veces como quieras a lo largo del día, no necesitas distintas tallas, y aunque algunas mujeres reconocen que les cuesta un poco acostumbrarse a ponerla y colocarla bien, también admiten que una vez le han "cogido el truco" es cómoda, práctica y fácil de usar.

 

No hace falta lavarla entre cambio y cambio, ya que con un aclarado es suficiente. Solo hay que lavarla  y esterilizarla al final de cada uso. La puedes llevar de manera segura y discreta en el bolso o el neceser,en una bolsa o en su cajita.

 

En Oh! La Luna te ofrecemos las copas menstruales de Intimina en dos versiones, una normal y una plegable.

 

 

COMPRESAS DE TELA

 

Son la alternativa lavable a las compresas convencionales.

 

No pienses en los incómodos y gruesos paños de antaño. Al igual que los pañales de tela, las compresas reutilizables han evolucionado con el tiempo y son igual de "finas y seguras" que sus homólogas desechables.

 

Fabricadas en tejidos naturales, las puedes encontrar en varias tallas, para las distintas cantidades de flujo menstrual según el día de la regla, con alas o sin alas, de día, de noche, post parto, salvaslips, etc. Hay algunos modelos que son incluso "rellenables" como los pañales, para que tu vayas ajustando la absorbencia según lo necesites.

 

Además, las podrás comprar en colores discretos o con bonitos estampados, especiales para usar con braguitas tipo tanga, etc.

 

Son mucho más cómodas que las desechables, ya que solo tendrás tejidos suaves y naturales en contacto con tu piel. Imáginate la diferencia entre usar ropa interior de plástico y ropa interior de algodón. Pues lo mismo pasa con las compresas de tela. Además son más transpirables,  por lo que estarás más cómoda y evitarás picores y olores.

 

Su lavado no es nada complicado. Solo tienes que aclararlas en agua fría (o simplemente dejarlas en remojo en agua fría) y luego meterlas en la lavadora con el resto de la colada, aunque hay que evitar el uso de suavizantes. Para usarlas fuera de casa solo necesitarás una bolsa impermeable en la que guardar tus compresas de tela usadas hasta que llegues a casa.

 

 

TAMPONES DE TELA

 

La última incorporación a nuestra gama de higiene íntima son los tampones de tela.

 

Funcionan igual que los tampones tradicionales y los tienes disponibles en distintas tallas según la absorbencia que desees utilizar en cada momento.

 

Como se despliegan, su lavado y secado es más rápido que el de las compresas, aunque las recomendaciones de lavado son exactamente las mismas.

 

Los tampones de tela no son una novedad o un invento moderno, sino que hay muchas mujeres que los llevan usando muchos años, o bien cosidos o bien tejidos con ganchillo.

 

 

MEJOR PARA TI, MEJOR PARA TU BOLSILLO Y PARA EL MEDIO AMBIENTE

 

Teniendo en cuenta que las mujeres tenemos alrededor de unas 400 menstruaciones a lo largo de nuestra vida, solo tienes que echar cuentas para asimilar los beneficios de usar sistemas reutilizables para tu higiene íntima.

 

Si multiplicamos 400 reglas por unos 4 euros que nos costarán las compresas o tampones deshechables que usemos para cada periodo, el resultado es que gastamos unos 1.600 euros en productos de higiene íntima desechables a lo largo de nuestra vida.

 

Desde luego, si nos tocara esa cantidad en la lotería, nadie pensaría en invertirlo en compresas o en tampax sino en hacer un viajecito, hacer alguna reforma o darse un capricho. Como es un dinero que gastamos poco a poco, parece que no es mucho, pero la suma total del dinero gastado en usar y tirar estos productos es chocante. Echa tus propias cuentas y compara.

 

Las copas menstruales, las compresas de tela y los tampones de tela tienen una gran duración. Imse Vimse, por ejemplo, ofrece una garantía de 10 años en su tampones, periodo en el que menstruaremos unas 130 veces, con lo cual gastaríamos unos 520 euros en productos higiénicos desechables. Frente a ello, los tampones de tela, comprando 8 en cada talla, invertirías 68,85 €. En total, elegir tampones de tela te supondría un ahorro hipotético de al menos 450 euros frente a los desechables. Y qué decir de la copa menstrual... Inviertes 30 euros y te ahorras 490 en productos de higiene íntima. Y si eres usuaria habitual de salvaslips, pues suma y sigue con el ahorro.

 

Además, piensa en esas 400 menstruaciones y en unos 25 tampones o compresas desechables usado en cada periodo... Y ahora imagina el volumen y cantidad de recursos naturales (agua, celulosa, papel, algodón, etc.) y artificiales (plásticos, embalajes, químicos desodorantes, etc.) que se necesitan para fabricar 10.000 compresas. Intenta hacerte una idea del volumen que ocuparán en los vertederos esos mismos productos, teniendo en cuenta que el plástico tarda cientos de años en degradarse. Echa cuentas de la cantidad de CO2 que ha sido necesario para fabricarlos y transportarlos...

¡¡¡Es desbordante tan solo pensarlo!!! Imagina el peaje que todo eso le cuesta a nuestro medio ambiente, no solo en perjuicio para nuestro entorno sino también fomentando situaciones de insalubridad y contribuyendo a que el aire que respiramos sea menos saludable.

 

Finalmente, tu cuerpo te agradecerá el que uses materiales más transpirables, suaves y libres de químicos. Es cierto que mucha gente te dirá que es una guarrería (¿Por qué va a ser tu propio cuerpo algo sucio?), una incomodidad (no más que usar ropa de algodón y tener que lavarla o frotarla si hay alguna pérdida) o un gasto mayor porque hay que lavarlos (pero, en realidad, van en la colada con el resto de la ropa).

 

Excusas hay muchas, pero aquí tienes muchísimos argumentos para rebatirlas e iniciar un nuevo modo de relacionarte con tu cuerpo, tu femineidad, tu menstruación y tus órganos íntimos.

 

Y si tienes cualquier duda, ya sabes que estamos disponibles para solucionarla a través del correo info@ohlaluna.com.

Déjanos un comentario